SESIÓN DE EMBESTIDURA

El repentino intento de investir a Jordi Turull como President de la Generalitat ha resultado un fracaso que ha supuesto la pérdida de la mayoría parlamentaria tras el paso de la CUP a la oposición, abandonando el tripartito que componía junto con Junts per Catalunya y ERC. Además, esta sesión, y los resultados consiguientes, han constituido una sobreexposición del candidato, quien, claramente, no era más que una marioneta en manos de Puigdemont y de la interminable historia del procés.

Captura

64 votos a favor, 65 en contra, 4 abstenciones, y 2 ausencias, han sido los resultados de la innecesaria sesión de investidura de hoy en el Parlament, para investir a un Jordi Turull, que recordemos, según la Guardia Civil, malversó 1’4 millones de euros en el referéndum del 1-O, y que comparecerá mañana, pudiendo acabar procesado por sedición y rebelión, inhabilitado y encarcelado.

La estrategia de Junts per Catalunya de investir a alguien que mañana acude al Tribunal Supremo y que puede acabar con sentencia de pena de prisión, no era más que un intento de victimizar una vez más al movimiento independentista con la táctica de “Estado español y Justicia española opresora que encarcela a nuestro President democráticamente elegido”. Por suerte o por desgracia, la estrategia le ha salido mal al independentismo, dado que Jordi Turull no ha conseguido la mayoría necesaria para ser investido, y la segunda votación de investidura se producirá el sábado por la mañana.

El otro dato relevante de la sesión, es la decisión de la CUP de abandonar el bando de JxCat-ERC y pasar a la oposición tras observar que para el candidato a investir era más importante no mencionar la palabra “independencia” y ser extremadamente cauteloso y neutral, que marcar las verdaderas líneas del proyecto secesionista que pudiera llevar a Cataluña a la conformación de un estado independiente. Con esta actitud de no apoyar las decisiones de la dupla, ésta pierde la mayoría parlamentaria que sostenía, lo que pone muy en jaque el avance de decisiones, intentar aprobar leyes tumbadas por el Constitucional, o investir a cualquier candidato que se les antoje, incluso en segunda ronda.

Suscribiendo las palabras de Inés Arimadas, Jordi Turull “no es parte de la solución, porque es parte del problema”. Una persona que ha dedicado toda su vida al partido de la aristocracia catalana y de la mayor trama de corrupción de nuestro país, amiguísimo de la familia Pujol, y cercano a los más bajos fondos de CDC: el caso del 3%.

20130417oriolpujol

También, concluyendo, es una pena que los discursos de los partidos no independentistas no contengan más fondo que sacar los trapos sucios de los partidos independentistas y dejar claro que Jordi Turull no es un candidato fiable para la Generalitat, ni ninguno que puedan llegar a proponer. Los discursos de estos partidos, y sobre todo las acciones, deberían ir dirigidas a aprovechar la mayoría simple que actualmente poseen para plantearse proponer algún candidato constitucionalista a presidir la Generalitat, siempre y cuando Catalunya en Comú lo permita. Lo importante a extraer del día de la sesión de hoy, además de esa pérdida de mayoría parlamentaria de los independentistas –que espero que con ella asuman su no monopolio de la mayoría social, aunque nunca lo hayan tenido por mucho que siempre se lo hayan apropiado-, es que con este intento de investidura, la legislatura empieza a correr, y huele a que pueden acercarse nuevas elecciones en dos meses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s