ANÁLISIS POST 21-D

La jornada electoral acaecida ayer en Cataluña, nos deja un sabor agridulce a quienes esperábamos que el independentismo saliera derrotado. De las Elecciones del 21-D se pueden extraer muchas conclusiones que se analizarán, pero, sobre todo, como primera conclusión, destacar la enorme participación electoral del día de ayer, llegando a rozar el 82%, denotando la importancia que tenían estas Elecciones para los catalanes, y para el resto de España.

Captura

Como segunda conclusión, felicitar y dar la enhorabuena a Ciutadans y a la candidata Inés Arrimadas por los resultados conseguidos, llegando a alcanzar 37 escaños  y superando el millón de votos. Pese a este gran triunfo de la formación naranja, consiguiendo el hito de superar a los partidos independentistas como primera fuerza política catalana, fue una victoria insuficiente para derrotar a la mayoría parlamentaria independentista, favorecida, una vez más, por el reparto de escaños.

En la línea de las felicitaciones, es de resaltar la victoria de Junts per Catalunya. Con Carles Puigdemont en el “exilio” han conseguido vencer a todas las encuestas -que les situaban en tercera/cuarta fuerza pugnando con el PSC- y consagrarse como la segunda opción preferida por los catalanes. En este sentido, Esquerra Republicana no ha sabido aprovechar la deriva de la antigua Convergencia, que con un líder en Bruselas, se han superpuesto a los del líder en prisión provisional.

La siguiente conclusión, una vez finalizadas las felicitaciones, es “atizar” a ERC -en primera instancia-, que viéndose en la mayoría de encuestas como claro favorito para ganar las Elecciones, no han conseguido ni siquiera ser primera fuerza independentista. Ayer, tras conocerse los resultados, Marta Rovira intervenía con un discurso triunfalista sin ningún tipo de autocrtítica, cuando, claramente, no son, ni de lejos, los resultados que ERC esperaba.

Tampoco el PSC hizo autocrítica. Ni Miquel Iceta ayer, ni Pedro Sánchez hoy, han sabido exponer fallos en sus campañas, mensajes, estrategias, etc. Un PSC que en muchas encuestas se veía como ganador constitucionalista, compitiendo con Ciutadans, y que, gracias a Catalunya en Comú Podem, veía a Miquel Iceta investido Presidente. No han conseguido, ni por asomo, los resultados que deberían haber conseguido. Tampoco Catalunya en Comú Podem ha logrado un gran resultado, y es que Domènech se veía con la llave de la gobernabilidad, y resulta que nunca la tuvo.

Qué decir del Partido Popular y de la CUP, ambos condenados al Grupo Mixto. Un PPC que ha perdido todo feudo -por pocos que fueran ya- en Cataluña, con tan solo un nicho electoral muy reducido, y que cada vez irá a menos, en Barcelona, totalmente bajo la sombra del hurto a su campaña nacional del “voto útil” por Ciutadans en Cataluña, quienes les han eclipsado completamente. A su vez, la CUP ha sufrido un éxodo de sus votantes, o eso parece, al partido del ex President.

Como conclusión principal, celebro la victoria del no independentismo en las urnas, que poco a poco, va robando apoyos al independentismo, perdiendo dos escaños comparado con 2015. Aunque los independentistas quieran apropiarse la mayoría social, saben que no la tienen. Sí en escaños, pero no en apoyo social y electoral, y eso es lo importante. Aún así, lo que sí que queda claro, es que hay una mayoría que es partidaria de que el pueblo catalán hable en las urnas sobre su futuro. Sumando a los independentistas, y a CeC, se extrae la conclusión de que el Gobierno Central debería comenzar a plantearse algún tipo de negociación con el Govern -si están dispuestos a utilizar la vía de la bilateralidad- para ofrecer algún tipo de mecanismo de toma de decisión popular.

Finalmente, planteo una situación hipotética -o no tan hipotética, el tiempo dirá-. Ahora todo pasa por que JxCat y ERC decidan continuar con la vía unilateral para que consigan el apoyo de la CUP, necesario para la mayoría y para gobernar. Pero, esta vía unilateral volvería a traer la aplicación de un 155, y una más que probable nueva convocatoria de nuevas elecciones, en las que, quién sabe, pueden volver a producirse resultados similares en los que el independentismo se vuelva a alzar con la mayoría. ¿Estamos ante el día de la marmota?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s