DE CARA AL 26-J

Se acercan las elecciones y se han producido hechos que cambian la actualidad política con respecto al 20-D. Hemos conocido la alianza Podemos-Izquierda Unida, el procesamiento de Chaves y Griñán, la bajada del paro registrado y el viaje de Albert Rivera a Venezuela además del polémico spot de su partido. Aún así, con todo esto no parece evidenciarse un cambio del panorama político en el sentido electoral.

en-video-las-ultimas-palabras-de-sanchez-iglesias-rivera-y-rajoy-despues-de-votar

Izquierda Unida finalmente ha conseguido evitar su desaparición gracias a la acogida de Podemos. Esta coalición es beneficiosa en el sentido electoral pero no en el identitario, ya que pierden su principal, aunque simple, distinción frente a la formación morada que es el apelativo “Izquierda”.

A esto le sumamos la sensación de malestar entre las filas de Podemos por la exposición de banderas comunistas en mítines de IU, otro símbolo de identidad del partido. ¿Por qué se produce esto? Porque a pesar de sus políticas claramente similares a Izquierda Unida –he de ahí la alianza-, siguen queriendo aparentar la imagen de transversalidad que llevan dando desde su surgimiento. A cambio de esta pérdida de identidad, la formación de Alberto Garzón se garantiza la presencia de una decena de diputados en la Cámara Baja, mientras que yendo en solitario muy probablemente se mantendrían en tan solo dos diputados. Otro punto a favor sería la ayuda económica para Izquierda Unida, declarado en bancarrota por el Tribunal de Cuentas por sus enormes deudas con Hacienda por valor de 15 millones de euros –precisamente por esto, también fueron el 20-D como Unidad Popular-. Con este resumen habría que hacer balance de si Izquierda Unida gana o pierde con esta alianza, una alianza de ayuda económica y electoral a un partido castigado por las deudas y la Ley Electoral, pero también un partido de izquierdas, propiamente dicho, y con origen comunista, con el PCE dentro de la coalición, que perderá totalmente su identidad partidista y veremos cómo percibe esto el votante y la militancia.

Por otro lado, ya se ha emitido el auto de procesamiento por delito de prevaricación y malversación a Chaves y Griñán, además de a otros 24 ex altos cargos de la Junta de Andalucía. Más vale tarde que nunca, pero tras esto ambos ex presidentes han pedido su baja voluntaria del Partido Socialista, aunque Susana Díaz ya había “borrado” a ambos del escenario político. El Partido Socialista, incluido Pedro Sánchez, quienes siempre se han esmerado en destacar la culpabilidad de cargos procesados del Partido Popular, exigen se respete la presunción de inocencia. A su vez, el Partido Popular, quienes han exigido siempre la presunción de inocencia durante las causas abiertas de miembros del partido, ahora tachan de culpables a Chaves y Griñán, por lo tanto seguimos viviendo el sesgo de ambos partidos en beneficio propio en vez de llevar un discurso claro, homogéneo y continuado en todo momento. La corrupción salpica al Partido Socialista también, y siendo la mayor preocupación de los españoles, tendrá sus efectos de cara al 26-J.

El Partido Popular sigue abanderando la mejora de las cifras macroeconómicas, que siendo buenas, no son tan buenas. El paro registrado baja de los 4 millones situándose en algo menos de 3’9 millones de parados, datos favorables junto con los casi 200 mil cotizantes más que gana la Seguridad Social. Probablemente el Partido Popular tenga mérito, indiscutiblemente, pero no olvidemos que han aumentado en un 15% la cifra de trabajadores pobres en España, y en un 9% el riesgo de pobreza, por lo que los buenos datos siguen sin palparse en el día a día de la gente. Además, el anuncio de la bajada del paro es totalmente relativo ya que el 91’7% del empleo son contratos temporales, teniendo también en cuenta que los datos de paro incluyen a la población activa, cuando hay personas en edad de trabajar que por desesperación han abandonado la búsqueda de empleo y no se les tiene en cuenta.

En cuanto a Ciudadanos, destaca el viaje de Albert Rivera a Venezuela tras la invitación de la Directiva de la Asamblea Venezolana y la Comisión de Asuntos Exteriores. En unas jornadas en las que intervino, denunció la privación de libertad de los presos políticos en Venezuela, algo un tanto contradictorio tras el apoyo del partido a la petición fiscal de cárcel para los titiriteros. Este viaje, totalmente sensacionalista y de campaña, se basó en el ataque a Podemos por sus acciones y apoyos a Venezuela, y en la defensa del referéndum revocatorio para derrocar a Maduro.

Desgasta ya el oír tanto la relación Podemos-Venezuela. Por un lado está el condenar el régimen de Maduro en Venezuela, pero no es plato de buen gusto, y supongo que mucho menos para los venezolanos, que se les utilice como arma electoral para intentar hundir a Podemos con acusaciones de apoyos, de asesoramientos y de obtenciones económicas. Es evidente que en Venezuela existe un régimen privativo de libertades y derechos, y el Derecho Internacional debe intervenir, pero en ningún caso debe ser un instrumento político.

Por último cabe hablar del spot de Ciudadanos en el que se tacha al votante medio de Podemos como un “ni-ni”. El eslogan es atractivo y significante, pero se evidencia claramente una crítica a la formación morada totalmente innecesaria, y se excluyen sectores sociales como los inmigrantes, algo que no debe ser realmente beneficioso de cara a las elecciones si el vídeo es bien analizado por dichos sectores.

A pesar de estos destacados hechos de actualidad, además de otros muchos, no se denota un cambio con respecto al reparto de escaños del 20-D. Se augura una subida –esperable- de Unidos Podemos, superando incluso al Partido Socialista que bajaría un punto y pasando a ser tercera fuerza política. Sorprendentemente tanto Partido Popular como Ciudadanos aumentarán también sus resultados electorales, con el PP llegando a un 29% de votos y Ciudadanos un 15’5%. Con estos datos sigue sin poder alcanzarse una mayoría absoluta, aunque como bien dijo Pedro Sánchez, prometía evitar a toda costa unos terceros comicios, por lo tanto, ¿viviremos la gran coalición?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s